La importancia de la donación de sangre

La importancia de la donación de sangre

Recientemente se ha celebrado el Día Mundial del Donante de Sangre, una efeméride que recuerda la relevancia de la figura del donante para la supervivencia de terceros y la necesidad de seguir fomentando las donaciones voluntarias.

Según los datos que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países que cuentan, casi en su totalidad, con suministro nacional de sangre procedente de donaciones voluntarias son 62, por otro lado, existen 40 donde las donaciones proceden de familiares o incluso voluntarios remunerados.

La donación es un acto sencillo, del que puede participar cualquier individuo entre 18 y 65 años y con un peso superior a los 50 kilos que no se encuentren en alguno de los siguientes casos,tomando como referencia las pautas que establece la Cruz Roja:

  • Enfermos de hepatitis B o C
  • SIDA
  • Sífilis y todas aquellas enfermedades que se transmiten por la sangre
  • Personas que convivan en el mismo domicilio con enfermos de hepatitis B o C
  • Enfermos graves
  • Diabéticos insulinodependientes
  • Epilépticos

Existen otras restricciones que se aplican de forma temporal como el tener piercings o tatuajes -sólo se podrá donar una vez transcurridos cuatro meses desde que se hicieran- o haber realizado un viaje a un destino tropical –  la donación será viable un año después-. También habrá que esperar en caso de embarazo, vacunación de la gripe o de hepatitis o intervención quirúrgica.

La sangre es un elemento de primera necesidad, que no se puede fabricar y que permite con un sencillo acto, salvar vidas.

Entradas relacionadas