La radiología como aliada en la localización de nódulos tiroideos

La radiología como aliada en la localización de nódulos tiroideos

La radiología juega un papel fundamental a la hora de identificar muchas patologías, ya que es la herramienta de la que se sirven el resto de especialidades médicas para poder vislumbrar el interior del cuerpo humano y así descubrir o ratificar el origen de determinados síntomas y así ofrecer un diagnóstico definitivo.

Esta función se contempla a la hora de identificar la existencia de nódulos tiroideos, lesiones que se producen en el tejido de esta glándula y que no muestran  síntomas, por lo que en la mayoría de los casos se localizan gracias a las pruebas de imagen, como la ecografía tiroidea, la prueba que permitirá al especialista determinar si se trata de un nódulo benigno o maligno.

Además es el paso previo para determinar si debe realizarse una punción para terminar de ratificar la naturaleza del nódulo. En este caso también la imagen es importante, ya que valiéndose de herramientas ecográficas la punción gana en exactitud y en precisión.

Entradas relacionadas